Si bien no podemos obligar a que todo el mundo use Software Libre, si se debería obligar a que todos intercambiemos datos en formatos estándar, y esto esta siendo tomado en cuenta por muchos gobiernos, que adoptan la regla de que el Estado debe hacer circular los datos públicos en al menos un formato estándar libre.

Los formatos estándar permiten que cualquiera pueda crear un programa que lea y/o escriba en dicho formato, y lo más importante es que asegura que cualquier persona tendrá siempre un software disponible para la lectura de dicho formato, sin necesidad de imponerle a nadie el tener que usar algún programa especifico de un proveedor especifico, para poder acceder a la información contenida en dichos archivos.

La proliferación de los estándares libres de intercambio de información terminaría con las dictaduras de las empresas que mantienen cautivos a sus usuarios, ya que crean formatos que solo pueden ser leídos y/o escritos correctamente con su propio software, o con el software que ellos autorizan.

La situación anteriormente descripta, es un abuso por parte de los creadores de esos formatos ya que se adueñan del derecho a conocer como acceder a la información contenida en esos archivos, y conspira contra la perdurabilidad e interpolaribilidad de los datos, ya que no aseguran que pueda seguir siendo leído dentro de muchos años, y tampoco aseguran que pueda ser leído por cualquiera.

Últimamente grandes empresas se han sumado a la corriente que intenta popularizar los formatos estándares libres,  entre ellas IBM y Opera.

En el caso de IBM adoptando los formatos ODF (los mismos usados por Open Office) en su suite ofimática Lotus Symphony, y Opera comprometiendose a implementar todos los formatos estándares libres en su navegador web.

Si bien estas dos empresas generan software privativo, las pongo como ejemplo porque se preocupan por promover los estandartes, lo que es una actitud ética a ser destacada y saludada por la comunidad del Software Libre, ya que todo acto en favor de los estándares nos asegura que podremos acceder a la información, sin necesidad de recurrir a software privativo.

Actualmente los estándares libres parecieran tener un impulso mayor al que esta teniendo el Software Libre, ya que no depende únicamente de nuestra comunidad, sino como ya vimos también las empresas de software privativo están comenzando a impulsarlos, esperemos ver muy pronto una universalización de los mismos, lo que redundará en beneficios para todos.