Posteos etiquetados software privativo

Software privativo y neocolonialismo

En el pasado las potencias mundiales mantenían la dominación sobre sus colonias, a través de la acción militar directa y ocupación de los territorios extranjeros, por la fuerza.

Si bien este modelo de dominación aún hoy se aplica en algunos casos, la amplia mayoría de los países llamados “emergentes” o “subdesarrollados” continúamos estado supeditados a una o varias potencias mundiales, pero las mismas han optado por un sistema de dominación neocolonial, es decir han dejando de realizar acciones militares directas, las cuales están muy mal vistas en la actualidad, y desarrollan su colonianilismo a través de medios discretos, pero no menos perjudiciales.

La dominación se lleva a cabo a través del sometimiento, político, lingüístico, cultural y económico, entre otros.

El modelo de las grandes empresas de software privativo, esta totalmente alineado con las políticas neocoloniales de las potencias mundiales, un ejemplo de ello son las empresas de Estados Unidos de Norteamérica, las cuales están adheridas entre otros planes al USA Patriot ACT, y al embargo contra los países considerados enemigos de EE.UU.

Todas las empresas estadounidenses están obligadas a brindarle a la agencias de investigación de ese país, la información que sea requerida por las mismas sobre el actuar de sus usuarios, esta obligación no se enmarca en una política de respeto a los derechos, sino que se aplica el concepto de “Seguridad nacional” con lo cual justifican la violación flagrante de los derechos humanos, entre ellos, uno de los más atacados por las empresas de software privativo es el de la privacidad.

Asimismo la exportación de software privativo a países embargados por EE.UU., o el uso de los mismos por ciudadanos de esos países esta prohibido por ley.

Los usuarios de software privativo, lo usen legalmente o en forma no autorizada “pirateado”, están sometidos a vigilancia total de sus actos, y toda aquella información que las empresas consideren antiestadounidense será reportada inmediatamente, en forma automatica, ya que el propio software incluye funcionalidades espia.

Esto no es ninguna teoría conspirativa, la mayoría de estas políticas, están detallas en los acuerdos de licencia de todos los programas privativos, pero dado que la amplia mayoría de sus usuarios no leen las licencias, nunca se enteran de que cosas implica el uso de esos programas.

Para ejemplo copiare a continuación, un extracto del acuerdo de licencia de los productos de la empresa Adobe (el cual se aplica también a sus productos gratuitos como ser Adobe Reader y Adobe Flash Player):

“Cita:

11. Reglas de exportación.

El Distribuidor acepta, y se asegurará de que sus distribuidores y revendedores así lo hagan, que el Software no será enviado, transmitido o exportado a ningún país ni se utilizará en ninguna forma que prohíba la Ley de Administración de Exportaciones de los Estados Unidos de América (United States Export Administration Act) o cualquier otra ley, restricciones o reglamentos de exportación (conjuntamente “Leyes de exportación”). Asimismo, si el Software se identifica como un elemento controlado de exportación según las Leyes de exportación, el Distribuidor declara y garantiza no ser ciudadano de, ni residir en, una nación bajo embargo (incluyendo sin limitación a Irán, Siria, Sudán, Cuba y Corea del Norte) y que las Leyes de exportación no le prohíben distribuir el Software de ninguna forma. Todos los derechos garantizados con este contrato se otorgan con la condición de que tales derechos se perderán si el Distribuidor incumple los términos de este contrato.”

Fuente: http://www.adobe.com/es/products/clients/all_agreement.html

En este ejemplo queda claro que EE.UU. impone a través del software privativo sus embargos contra otras naciones, y esto es solo un ejemplo, y solo de EE.UU., ya que estoy seguro que no es el único país que utiliza el software como herremanienta de dominación.

No solo esto es lo grave, sino que al usar por ejemplo Microsoft Windows, los usuarios quedan total y absolutamente dependientes de EE.UU., ya que los únicos que pueden modificar Windows, son los programadores de Microsoft, que es una empresa estadounidense.

Con esto queda claro, que no se puede defender la soberanía y autodeterminación de los pueblos, y al mismo tiempo promover el uso de software privativo, ya que con el uso del mismo se promueve la dependencia neocolonial con una o varias potencias mundiales, y se vulnera la seguridad de los datos de los ciudadanos, empresas y estados.

————————————————————————————————————————

Imagen de la caravela: GNU FDL, CC BY SA 3.0, CC BY 2.5 Lopo Pizarro http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Img_0694.jpg

Imagen de espía: CC BY NC SA 2.0 practicalowl http://www.flickr.com/photos/practicalowl/314989744/sizes/s/

Imagen embargo: CC BY NC 2.0 nospuds http://www.flickr.com/photos/nospuds/2279240/sizes/s/

Cultura cracker

La cultura cracker extendida ampliamente entre los usuarios de Windows, genera en los mismos una falsa idea de libertad, ya que mediante la utilización de cracks, keygens y serial numbers, logran utilizar software de pago en forma gratuita.

Esta falsa idea se sustenta en una terrible confusión, pensar que gratis y libre es lo mismo.

La gravedad del hecho no esta en el que se salteen los métodos de protección impuestos por los programadares, sino en que deriva en un usar copias no autorizadas de software privativo.

El software privativo por muy crackeado que este, mantiene en sus entrañas todas las funciones maliciosas incluidas por sus programadores, es normalmente de menor calidad que la copia original, y lo peor de todo sigue siendo privativo, por lo tanto no puede ser modificado más allá de pequeños cambios exteriores, ya que el código fuente de los mismos no esta disponible bajo licencias libres, y en casi la totalidad de los casos es secreto.

En el usuario de Windows esta cultura esta tan arraigada, que para ellos es normal cuando descargan un instalador el que venga acompañado de las herramientas de crackeo, o en el caso de que no vengan juntos tienen asumido que deberán buscar dichas herramientas por Internet.

Para agravar el asunto, ni siquiera los propios programas de crackeo son libres, sino que se distribuyen en formato binario y sin código fuente, por lo que el usuario no solo esta expuesto a las funcionalidades maliciosas del software crackeado, sino también de las que normalmente incluyen los programas de crackeo.

Toda esta cultura realiza un enorme aporte a la inercia social existente en torno al uso de software privativo, ya que muchas personas simplemente no comprenden la necesidad de usar software libre, solo evalúan en base a el precio del software, y si un software de pago lo pueden usar gratuitamente, no tienen ningún problema en hacerlo.

Esta en nosotros los defensores del Software Libre liberar las mentes de estos usuarios, aunque se requiere una apertura de su parte, porque no se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado.

————————————————————————————————————————

La imagen del CD es de mi autoria y esta bajo la misma licencia del blog CC BY SA 3.0